Un poco de Historia

Joseph Hubertus Pilates

Joseph Hubertus Pilates nació en Alemania (1880-1967). Fue un niño enfermo de asma y raquitismo. Para hacer frente a esos problemas practicó algunos de los deportes que había en ese momento, tales como esquí, boxeo, natación, gimnasia. En 1912 emigró a Inglaterra donde trabajó como entrenador de boxeo y autodefensa en la Policía de Scotland Yard. Durante la Primera Guerra Mundial, junto con otros compatriotas alemanes fue recluido en un campo de internamiento.
Fue aquí donde Pilates comenzó a entrenar lo que con el tiempo se convirtió en la Rutina de Suelo, a la que llamó CONTROLOGÍA. A la vez, ayudó a los pacientes del hospital del campo de internamiento utilizando las camas y uniendo los muelles para facilitar ejercicios de resistencia progresiva así como su recuperación. Posteriormente desarrolló esta experiencia y sus ideas en el equipamiento del Método Pilates. Al terminar la guerra volvió a Alemania donde coincidió con el bailarín y coreógrafo Rudolph van Laban, donde se supone que comenzó a aunar sus conocimientos junto con los de la danza. En 1923 emigró a Estados Unidos, durante su viaje a Nueva York conoció a la que fue su esposa, Clara. Abrieron un estudio cerca del New York City Ballet. Dada la cercanía del estudio con la compañía terminó de estrecharse la relación entre la danza y Pilates. La nueva disciplina triunfó y triunfa entre profesionales del mundo de la danza, teatro y cine.
Pilates resumió la efectividad de se método con la siguiente frase: “En diez sesiones sentirás la diferencia, en veinte sesiones verás la diferencia, y en treinta sesiones te cambiará el cuerpo”.

El método Pilates logra cambiar tu cuerpo y tu mente y tu forma de relacionarte con el entorno. Para conseguirlo, se basa en un profundo control del cuerpo y la mente con el fin de activar el sistema sanguíneo y el linfático, estirando cada músculo y tendón para lubrificar el cuerpo. Todo se realiza bajo un estricto control del sistema cerebral. De este modo, se consigue el esculpimiento del cuerpo, trabajando simultáneamente físico, mente y espíritu.

La clave de Pilates es ejercitar el cuerpo desde el centro a las extremidades, adoptando prácticamente todas las posturas posibles, algunas increíbles. Para maximizar sus benefcios, el "paciente" o "practicante" debe ir superando poco a poco distintas fases y ejercicios, siendo el control de la respiración indispensable para activar cada músculo con un propósito específico. Pilates trabaja minuciosamente cada engranaje del cuerpo para devolverle su funcionalidad y sacarle el máximo rendimiento obteniendo resultados espectaculares. Además, para los adeptos al método, "hacer Pilates" es una experiencia muy placentera, ya que los movimientos son lentos y suaves y exigen mucha concentración, lo que consigue relajar y liberar de tensiones el cuerpo y de estrés o preocupaciones la mente.

Preguntas Frecuentes

¿Qué es el Pilates?

Pilates es un método de acondicionamiento físico que trabaja todos los grupos musculares, desde los más pequeños y profundos a los más superficiales, basándose siempre en una serie de principios según los cuales se aplica la técnica, trabajando la fuerza y la flexibilidad dentro de un mismo ejercicio.

En Pilates no se concibe el trabajo del cuerpo separado de la mente. La concentración combinada con la respiración y el control del movimiento propios de esta técnica ayudan a reducir el estrés, la ansiedad, mejoran la circulación sanguínea, y ayudan a combatir el insomnio entre otros beneficios.

¿Para quién es?

Para cualquier tipo de personas independientemente cual sea su edad y su condición física. Es el Método idóneo para el embarazo, ya que es muy útil para prevenir lumbalgias, facilitar las labores del parto y para la recuperación de la madre, porque ayuda a restablecer la figura y el suelo pélvico, evitando problemas derivados de la gestación como puede ser la incontinencia.

Es aplicable a cualquier deporte o actividad física, ya sea de forma amateur o profesional, mejorando su rendimiento y disminuyendo la posibilidad de lesionarse, como complemento de su recuperación o preparación para cualquier competición en concreto

pero... ¿se trabaja o es sólo para mujeres o rehabilitación?

Podemos enfocar el trabajo de muy diversas maneras. Desde mejorar la flexibilidad y movilidad articular con un trabajo suave, hasta preparación de deportistas profesionales para una competición determinada, que conlleva una preparación más intensa. En una hora de trabajo se puede completar una sesión de ejercicios realmente dura.

¿Cura la escoliosis?

No, porque es una alteración estructural ósea que no puedes corregir. Sin embargo, en esta patología la parte convexa de la curvatura de la espalda está débil, y la cóncava contraída, lo que rompe la simetría de la espalda. Pilates ayuda a compensar ambas deficiencias, fortaleciéndose la zona debilitada y se estirando la que está agarrotada, reduciendo los dolores derivados del problema.